Posted in | 0 comments



OBRA DISPONIBLE.
CONTACTA CON NOSOTR@S PARA + INFO

Que empiece el juego. Lo que no sabemos es como acabará…
¿Fue ella quien mordió la manzana? ¿Fue entonces cuando terminó la fiesta? ¿A que jugamos? ¿Quién nos vigila?
Cuatro anfitrionas invitan al público a jugar a un juego que se torna rápido en fiesta inestable o en el escenario de un paraíso caído. Ellas manejan las reglas, ¿Esta todo bajo control? El Dj marca el ritmo y sugiere las texturas exóticas que se encargan de guiar este jocoso viaje en el que nada se da por sentado, en el que lo único que es certero es el aquí y el ahora.
JOKOA es la cuarta creación de la compañía Parasite y en esta ocasión busca cuestionar las expectativas que el público trae cuando viene al teatro. La temática rodea “lo que pensamos que la gente piensa de nosotros.”
Algo entre fiesta hedonística y lúcida melancolía ebria, este espectáculo plantea cuestionar el rol del espectador/ espectadora

Estrenada el 16 de noviembre 2017 en la Sala Baratza de Vitoria-Gasteiz.

 



PROCESO CREATIVO

La compañía Parasite comenzó a divagar sobre la temática con la que comenzarían a jugar y experimentar en su próxima creación a principios de 2017. Los conceptos que investigar se desarrollarán de forma práctica con los participantes del Laboratorio de Creación Escénica que el colectivo dirige en la Sala Baratza.

La semilla del contenido de la pieza es “lo que pensamos que la gente piensa de nosotros.” O sea, el mecanismo de construir realidades hipotéticas con respeto a la mirada de los otros hacía nosotros y nosotras. Durante todo este año el enfoque artístico de colectivo nace del cuestionamiento de la mirada del otro. Desde el nivel personal hasta las corrientes socioculturales, ¿Qué efecto tienen en nosotros las interpretaciones hipotéticas que hacemos de la opinión o del juicio de los demás?

El proceso de creación con el equipo de JOKOA comenzó en mayo de 2017. Parasite tiende a abordar la temática de sus espectáculos por medio de preguntas. Preguntas que se lanzan a los interpretes en improvisaciones escénicas. Preguntas que llevan a la creación de texto o de imagen o de canción. Sirven también de estímulo para las improvisaciones de naturaleza física y normalmente las preguntas se hacen directamente a los cuerpos presentes. Por lo que el material que surge a partir de este modo de trabajo tiene un componente muy físico y de movimiento. El lenguaje así construido adquiere un código de comunicación un tanto abstracto, sensorial y no narrativamente linear. El resultado es una comunicación con el público que además de verbal es muy visual y emocional que habla más al subconsciente que directamente al intelecto. Parasite no pretende dar respuestas ni crear una propuesta didáctica, sino que provoca reacciones y despierta sensaciones en el espectador.